16 de octubre de 2017

Felicidades y agradecimientos a los profesores de San Fabián

Profesora Gladys Fuentealba impartiendo clases en Escuela Maitenal.
Jorge Muzam

Saludamos a las profesoras y profesores de San Fabián, a los que están y a los que partieron, a los que inician su función en los albores del siglo XXI, y a los que crearon los cimientos a comienzos del siglo anterior. Agradecemos su inmenso aporte a la formación de los estudiantes sanfabianinos, y honramos el legado de respeto, responsabilidad y rectitud que gracias a ustedes llevamos impreso en el corazón las innumerables generaciones que hemos pasado por los establecimientos de la comuna.

Quisiéramos mencionar a todos los profesores, pero la memoria no siempre es tan pródiga. Agradeceremos a los lectores de Sanfabistán que nos ayuden a mencionarlos a todos, y así hacerle justicia al imborrable recuerdo de cada uno de ellos.

Vaya nuestro homenaje y agradecimiento para los profesores Hugo Humaña, Alberto Humaña, Cecilia Guérard, Pedro Carrasco, Raúl Bustos, Gladys Fuentealba, Víctor Hernández, Ricardo Salas, María Luisa Oyarzo, Fresia Peñailillo, César Uribe, Gloria Landaeta, Manuel Ortega, Juan Gaete, Juan Carlos Pino, Iván Contreras, Andrés Leiva, Patricio Meriño, Cecilia Márquez, Inés Araya, Juan Herrera, Luis Veas, Luis Candia, Leopoldo Peñailillo, Walter Mardones, Elsa Hormazábal, Fresia Bahamondes, Josefina Valenzuela, Verónica Claret, Amalia Báez, Sergio Bravo, Violeta Venegas, José Santander, Luis Parada, Brenda Mondaca, José Rivera, Nancy Landeros, Rolando Fuentes, Luis Méndez y Francisco Salinas.

De forma personal, agradezco a los tres docentes que me acompañaron en mis primeros pasos por la entonces Escuela Nº10 de San Fabián: la Tía Fresia Fuentes (en Kinder), la señorita Gabi (en 1º Básico) y el profesor Ricardo Salas (1º a 5º Básico

Y de forma muy especial, agradezco al profesor Victor Hernández, un verdadero emblema de la educación sanfabianina. Un caballero, un científico, un hombre entregado a su profesión, empático y generoso. Con él aprendí sobre la fotosíntesis, las células, la clasificación de las especies. Mi homenaje más sincero y profundo para él.

14 de octubre de 2017

Voces Cordilleranas / Crónicas de San Fabián

Conjunto que dio origen a Voces Cordilleranas en 1992.
Jorge Muzam

El conjunto folclórico Voces Cordilleranas ha sido el rostro más visible de San Fabián durante los últimos 25 años. Siempre han estado poniendo la cara por la comuna, en cada acto, en cada celebración, perfectamente vestidos, coloridos y entusiastas.

Sus letras y arreglos musicales han sido el fruto de trabajos conjuntos. En cada reunión se sugieren y perfeccionan las letras y sonidos. Ninguno ha tenido una formación musical académica, sino que los ha empujado el gusto por la música y el baile folclórico, el deseo de mostrar tonadas y cuecas, aporrear el tormento, rasguear la guitarra, el canto colectivo, hacer de la poesía música, sumar letras que hablen del sorprendimiento por la belleza de los días sanfabianinos, y de paso contagiar al público toda esa alegría, porque de eso se trata en el fondo, de pura empatía y generosidad con el prójimo, con el hermano de esta soledad montañosa que respira el mismo aire, que degusta los mismos porotos, que lo chasconea el mismo puelche, que ve crecer corderos y chivos bajo la lluvia o el sol inclemente.

Empezaron a cantar en 1992. El 17 de octubre de 1994 obtuvieron personalidad jurídica. Desde entonces han formado parte de la agrupación alrededor de 200 personas. De los integrantes originales solo queda Manuel Ursito Quiñones Briones. En 1994 se incorporó María Leonor Almuna. En algún momento llegaron a contar con treinta integrantes repartidos en cuerpo de canto y de baile. Comenzaron ensayando en las salas de clase del liceo Jorge Alessandri Rodríguez. Luego en el salón parroquial, facilitado por el padre Manuel Solís. Después en el Hogar María Ward, la Sede Comunitaria, el Cuartel de Bomberos y en la sede de la Villa Alico, aunque la mayoría de las actividades las han tenido que realizar en sus propias casas a falta de una infraestructura cultural comunal apropiada y permanente donde reunirse. Siempre han tenido problemas con el transporte. Muchos integrantes en pocos vehículos. En San Carlos incluso los motejaron de sardinas por andar apretados de lado a lado. Recordada es su anécdota en esa ciudad, donde a falta de un vestíbulo tuvieron que cambiarse en el hoyo del alcalde, en plena plaza de armas.

Han viajado mostrando su arte y representando a San Fabián por toda la provincia, e incluso han llegado hasta Las Ovejas y Varvarco en Argentina. Han participado en numerosos encuentros de conjuntos, y entre ellos un encuentro provincial de folclore que se desarrolló en San Fabián a lo largo de un día y que requirió un inmenso trabajo de coordinación. Trabajo que debió repetirse en un Provincial de Mini Cueca realizado en la misma comuna con resultados exitosos.

Los directores del conjunto han sido Juan Carlos Pino, Cristian Muñoz, Carlos Guzmán, Anita Obando y Leonor Almuna.

 Han grabado dos CDs. Uno en 2013 (27 de agosto) y el otro en 2015. En el año 2011 ganaron el Fondart con el proyecto “Luz, cámara, acción”, cuyos fondos les permitieron proveerse de elementos imprescindibles para el desarrollo de su arte.

Las demandas de la vida han alejado a numerosos integrantes, pero se mantiene el recuerdo muy vivo del inmenso aporte de cada uno, de la estela de su alegría, de sus bromas, de su forma particular de compartir y desplegar su espíritu musical, de su compromiso para ensayar y alargar las jornadas en invierno y verano, en otoño y primavera, alejados de todo egoísmo, de todo individualismo, de todo sentido de competencia.

Apuestan a preservar el grupo, a perpetuar la unidad, a traspasar la experiencia a las nuevas generaciones, a mantener siempre viva la llama del folclore entre los sanfabianinos.

10 de octubre de 2017

Cuarta Peña Folclórica Bailable de la Familia Almuna

Jorge Muzam

Con un lleno total del Centro de Eventos Viña del Mar, se desarrolló el 30 de septiembre pasado la cuarta versión de la Peña Folclórica de la Familia Almuna, que este año contó con la presencia estelar del Instituto de Danza Folclórica de Río Cuarto, Argentina. Junto a ellos, el Conjunto Nanihue de Chillán, el Dúo Los Primos, la Familia Almuna y el Aventurero de la Cumbia que amenizó las horas de baile. Se vendieron sabrosas empanadas de pino y de queso, papas fritas, sopaipillas con pebre, vino navegado y bebidas.
Aunque la noche estaba muy fría, había llovido toda la semana y el centro de eventos está en un sector alejado del pueblo, igual arribó abundante público desde San Fabián, Cachapoal, San Carlos, Chillán, Concepción, Ñiquén, Santiago y otras zonas del país. El ambiente fue distendido y alegre. La familia Almuna desplegó todo su esfuerzo y su calidez para ofrecer al público la mejor de las atenciones. Ambientación y escenario preparado al detalle, banderas chilenas y argentinas en los muros, cocina tradicional preparada al minuto, música y tonadas de una familia donde casi todos son extraordinarios artistas. 
La Peña Folclórica de la Familia Almuna ya es una querida tradición para la comuna, un orgullo para los sanfabianinos, que pueden disfrutar y exponer cada año ante la región y el país lo mejor de su arte musical, de su cultura arriera y campesina, de su amabilidad montañesa y de su inigualable gastronomía.


27 de septiembre de 2017

Cheñito / Crónicas de San Fabián


Jorge Muzam

Arsenio "Cheñito" Parra, cantor popular, poeta y cronista del alma sanfabianina, de los días, estaciones y épocas de esta tierra tan rica en tradiciones, proezas e injusticias, nació el 16 de junio de 1935.

"Nací en mi cama, que era un cuero de oveja, que luego se viene en esa tonada "De cuando nací yo". Una tarde el 16 de junio, llovió, se tempestó, sacó un viento y otros temores y ahí, mi madre me trajo al mundo con tristeza y dolor; porque me tuvo sola, se sacó un delantal y me envolvió".

Cheñito recordaba así las narraciones de su madre acerca de su nacimiento. Ella era soltera y el abuelo materno no permitió que la abuela asistiera al parto de la joven. Llegó, por tanto, solo al mundo, "como la mala hierba".

Su madre se casó al poco tiempo y se marchó con su marido, dejando a Cheñito a cargo de sus abuelos maternos, Roberto Figueroa Riquelme y Silvia Muñoz.

Cheñito perdió la visión a los 7 años debido a la peste y a un accidente que afectó el globo ocular. Los entendidos de entonces le recomendaron remedios caseros como la grasa de eje de carreta, pero nada evitó que se oscureciera su vista para siempre.

Su niñez y juventud la vivió de fundo en fundo, realizando diversas tareas de campo. "A pesar de faltar la luz, nunca faltó cabeza", afirmaba. Con su padre no sentía lazo afectivo, pues nunca lo ayudó "ni con una chaucha".

Su talento musical se desarrolló tardíamente: "Como ya de 30 años aprendí a cantar. Pa' tomar fue pues que aprendí. Yo no cantaba, pero me sabía tonadas, así, cantaba a secas. Me costó aprender a tocar porque pa' tocar cueca yo ya soltaba la voz y la mano paraba igual no más seguía tocando... Tenía una guitarrita malaza, con cuatro cuerdas, y cuando pedían corríos le hacía falta otra cuerda. Tocaba en cualquier casa, pues habían hartas casas en ese fundo; doce pueblas, y cuando se juntaban las niñas de las doce pueblas pal 18 habían ramás, daban permiso, así, con veinticinco niñas en el fundo".

Cheñito tenía muchas canciones y tonadas. Ante cada suceso de la vida tenía una respuesta musical. Cantaba a la vida, al mañana, a la ecología, a Violeta Parra, a la injusticia social, al abuso patronal, a las trampas entre los vecinos, el robo del ganado y al conjunto de sabores y sinsabores de la vida cotidiana campestre. Molestaba a políticos, autoridades y levantados de raja y le gustaba entrometerse en el comidillo pueblerino con ácidos versos que lanzaba sin aviso en los escenarios donde era invitado.

Cheñito se las arreglaba muy bien en la vida cotidiana. Realizaba numerosas tareas para sobrevivir y proteger a su familia. Y de paso contaba a través de sus canciones la historia de una larga época sanfabianina, llena de luces y sombras, de amistad y desencuentro, como ha sido y será siempre la vida del hombre en comunidad.


Tonada de Cheñito (rescatada en la edición de La Voz de la Montaña de 1997)

Por esa calle viene una guitarra de plata,
las cuerdas vienen diciendo es el amor el que mata
ay me grita quien pudiera estar contigo un momento
estando los dos solitos ahí te diré lo que siento

La guitarra pide chicha
y las cuerdas aguardiente,
y el que la estaba tocando
pide una de quince a veinte

Y hasta la guitarra llora
estando el ma'ero vacío,
como no hey de llorar yo
cuando me quitan lo que es mío

Yo no quiero cantar más
porque me duelen los brazos, 
porque no veo venir
la bandeja con los vasos


Nota: Las palabras de Cheñito forman parte de una entrevista que le hizo Fernando Suárez Iluti para la edición de la revista La voz de la montaña de 2004.
La tonada fue recopilada por Divert Rivera Yévenes e incluida en la edición de La voz de la montaña de 1997.
La fotografía en blanco y negro acompaña la entrevista realizada por Fernando Suárez Iluti.
La fotografía en color forma parte de los archivos fotográficos de la señora Inés Garrido.
Las apreciaciones de la última parte de la crónica resumen el recuerdo de numerosos entrevistados que conocieron y valoraron a Cheñito.
Esta crónica forma parte de un esfuerzo de indagación y difusión de la vida y obra de Arsenio "Cheñito" Parra, que busca conferirle su merecido y prioritario lugar en la historia cultural sanfabianina y regional. Los nuevos antecedentes  serán publicados próximamente en este mismo medio.

10 de septiembre de 2017

El mal negocio de insultar

Jorge Muzam

Mal negocio hacen los agresivos insultadores virtuales de un sector político sanfabianino. Mal negocio que en su momento les costó hasta una alcaldía. Por la boca muere el pez, decía un viejo dicho. Ese tipo de comportamiento no rinde frutos políticos cuando lo que espera la gran mayoría es que caminemos hacia una forma de coexistencia democrática amable y colaborativa. La mayor parte de los sanfabianinos es gente tranquila, bonachona, bienintencionada, que quiere dejar atrás ese continuo pimponeo de conspiradores que esparcen mala leche por el pueblo para socavar a la administración de turno, y que hasta ahora no han dejado avanzar a la comuna. Gente que todo lo entrampa, que todo lo ensucia, que gasta su tiempo y energía para que a los demás no les vaya bien, y a quienes se les vive cayendo la baba del hocico de tanto odio, de tanta envidia, de tanta ignorancia, de tanta pequeñez de alma.

Conspirar es hasta un deber cuando estamos ante una dictadura, una tiranía, ante un grupo mafioso, ante ladrones, degenerados y corruptos, pero hacerlo contra un alcalde honesto, trabajador, bienintencionado y profundamente comprometido con la legalidad y la democracia, es una bellaquería. Los que conspiran, en su escasa inteligencia, en su mirada minúscula de rata vanidosa que no le importa realmente el resto, ven ya caída a la actual administración y empiezan a comportarse con la arrogancia de un asno empoderado. Por mi parte, y en base a toda la información que manejo, que no es poca, les recuerdo que son muy pocos, aunque ellos se auto convenzan que son muchos. Y que la inmensa mayoría de los sanfabianinos estamos por resolver nuestras legítimas diferencias mediante el diálogo, el respeto y las buenas formas democráticas para darle por fin a San Fabián el lugar histórico que siempre debió tener.

Histórico izamiento de la bandera mapuche en San Fabián de Alico


Jorge Muzam

La mañana del sábado 9 de septiembre de 2017 se izó la bandera mapuche en la plaza de San Fabián. El acto, organizado por la Asociación Indígena de San Fabián de Alico, a cargo de su presidenta, la señora Marta Llanca, y apoyado con decisión por el alcalde Claudio Almuna Garrido, tuvo un sello profundamente solemne.
Fue un momento histórico de reconocimiento a los herederos de nuestra etnia originaria, a quienes poblaron nuestro territorio durante milenios, y cuya riqueza cultural llevamos con profundo orgullo la inmensa mayoría de los chilenos. San Fabián hoy se reconoce y enriquece en lo diverso. San Fabián hoy es más justo, igualitario, pluralista y democrático.

Translate

Creative Commons License
San Fabián de Alico Bog Noticias is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Buscar en este blog