1 de septiembre de 2016

Farmacia popular para San Fabián


COSETTE BARRAULT -.

Entre los usuarios se habla de la "farmacia justa" que ofrece medicamentos más baratos que las cadenas privadas dominantes de la industria farmacéutica chilena. Se demanda su aplicación comunal y se la apoya en las redes sociales con gráficas que dan cuenta de diferencias de precios que pueden llegar a ser hasta 20 veces más económicas.

El gran valor de una farmacia popular consiste en entregar medicamentos a precio de costo o más bajos que en los establecimientos comerciales. 

Comprando de acuerdo a las recetas de sus vecinos, la farmacia popular funciona como un canal de compra y venta que no tiene fines de lucro. En este sistema vemos que los municipios pueden adquirir medicamentos como "acción social" impedidos de incurrir en cualquier actividad empresarial. Así, los medicamentos se venderían directamente después de su importación en el extranjero o desde su compra a los laboratorios nacionales, o al adquirirlos de forma masiva a través de la Central Nacional de Abastecimientos (Cenabast). 

Tras la inauguración de la primera farmacia popular del país en la Municipalidad de Recoleta, cerca de 150 municipios manifestaron su interés por tener una en su comuna según estiman desde el Ministerio de Salud.

Estas pujantes iniciativas cuentan incluso con apoyo oficial. La ministra de Salud de Chile, Carmen Castillo, señaló públicamente en la Cámara de Diputados: "Vamos a respaldar a las farmacias populares". También planteó dar curso a una modificación legal que fortalezca la venta de remedios en los municipios.

Algunos han criticado estas iniciativas sosteniendo que se utiliza el proyecto con fines electorales. Cuestionable apreciación siendo que es una demanda social básica y legítima de los ciudadanos, sobre todo para quienes pertenecen a los sectores más vulnerables. Son muchos los que piden iniciativas similares y es parte de la atribución de los gobernantes poner esta opción al alcance de la mano.

De acuerdo a datos de la encuesta Casen 2006, la comuna de San Fabián posee el Coeficiente de Gini más alto de Chile. Este índice mide el nivel de inequidad en el nivel de ingresos existente, siendo 0 lo mínimo y 1 lo máximo. Con este solo indicador podría considerarse necesario contar con una farmacia popular en nuestra comuna, pero eso aún no sucede.

Durante la última cuenta pública, la alcaldesa de San Fabián, Lorena Jardua Campos, se refirió escuetamente al tema señalando que tenía más desventajas que beneficios. Pero en los últimos días la iniciativa fue retomada por el candidato a alcalde de San Fabián por el Partido Ecologista Verde, Claudio Almuna Garrido, quien a través de una gráfica lanzó como primer eje de su campaña: Una Farmacia Popular para San Fabián.

En Chile, el 90% del mercado de medicamentos lo controlan tres grandes cadenas: Cruz Verde, Farmacias Ahumada y Salcobrand. Dos veces fueron condenadas por colusión de precios. Ante la injusticia que reviste pagar precios tan elevados como se observa en las comparaciones difundidas públicamente, las farmacias populares son un necesidad urgente que hay que atender.

Fotografía: Cesfam San Fabián, Almendra Díaz Martínez.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Translate

Creative Commons License
San Fabián de Alico Bog Noticias is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.

Buscar en este blog